Bienvenidos a zaqueo.org!

Porque tuve hambre, y me disteis de comer;
tuve sed, y me disteis de beber;
era forastero, y me acogisteis;
estaba desnudo, y me vestisteis...

Nuestros objetivos

A PERRO FLACO...

"Oscuro y tormentoso se presentaba el reinado de Witiza..." Semejante presagio, oráculo de la Economía, nos amenaza con la llegada de tiempos de inseguridad y paro creciente. Y las carencias aparejadas recaerán sobre los hombros más maltrechos; pues al que tiene se le dará (léase: sueldos políticos de vértigo, dietas plenarias, ayudas al "ladrillo"...) Y al que no tiene, aún lo poco que tiene le será quitado. Así y mientras la lluvia ácida de la corrupción corroe la ética social, se está, ya, quitando solapadamente a los que menos tienen (los marginados) aún lo poco que se les dió, mediante un encubierto...

DETERIORO DE RECURSOS ASISTENCIALES A LOS EXCLUIDOS

Primero, por acción del ínclito señor Grosske (Ajuntament), sofista, que ha logrado jibarizar el problema de Ca'n Pere Antoni colándonos mediáticamente que el cupo de afectados por su demolición se reduce a 18 personas, más otras 12 -de las que ya no se habla- colocadas en Nou Horitzó; es decir, 30 usuarios versus los 57 o 60 que habitualmente copaban aquel recurso, escamoteándonos 30 usuarios que... ¿donde están?. Pero es que, además y como no es posible alojar aquellas 12 donde, desde años ha, cabían y tenían siempre ocupadas 10 camas para enfermos de V.I.H . sin haber antes desalojado a éstos, los 10 afectados de sida... ¿donde están? (Y van 40!).

Por otra parte el Sr. Grosske (¡qué buen tahur de haberse dedicado a la timba!) nos ha vendido la imágen, igualmente jibarizada, de que el desalojo del macro-chupano que fuera el Canódromo sólo afectó a 2 personas residuales (3 fueron, sí, reubicadas); cuando aquel reducto y durante muchos años había sido okupado por 15 y aún más personas (él lo sabe bien -o lo sabía desde la oposición-). Y vuelve la pregunta redundante : los otros 10, ¿donde están? (Y van 50!). Añádase a este censo de esfumados las más de 50 personas a las que afectará el anunciado derribo de las chabolas de Ca n'Angelí; y, por parecido camino y en su momento las que okupan el Edificio Flex... ¿por cuántos iríamos ya?. Eficacia se llama la figura.

Segundo, por omisión. En este caso por parte del IMAS, que ha desechado el nonato proyecto, firmemente comprometido por el anterior S'Institut, por el que se iba a crear un centro específico para carrilanos cronificados en la calle y que estaban sin cobertura, con capacidad para 50 personas. Paliada, parcial y provisionalmente, con la pernoctación en Zaqueo de unas 18 personas (más no caben); mediante una compensación económica pactada -antes con S'I y ahora con IMAS- que cubre (y no en su totalidad) el coste que nos acarrea el mantenimiento de este refugio nocturno, alternativo a la calle pura y dura y que se presta en condiciones extremas -otras no podemos ofrecer- , pero siempre mejores que la intemperie y la inseguridad de las calles. Podría ocurrir, pero, si acaso el IMAS desistiera de mantener esa compensación (esperemos que no sea así) que... ¿Tercero?, por desentendimiento, tuviéramos que preguntarnos, también, esas 18 personas, ¿donde están?.

Pero es que además sucede que paralelamente al crecimiento vegetativo del censo aumenta la marginación; y no se han adecuado a ello -sino todo lo contrario, como denunciamos- los recursos para atenderla. Todos estos (¿cuántos?) nuev os excluídos... ¿donde están?.

Una sóla respuesta cabe a tan reiterada pregunta : en la calle. O refugiados en chupanos inmundos disputados a las ratas. O en chabolas.

Y todo ello sin que podamos perder de vista, por otra parte, el aluvión de temporada que cada verano nos llega; ni el cierre cíclico de Ca L'Ardiaca durante los meses de julio, agosto y la primera mitad de setiembre, que deja a la intemperie a otras 60 personas. Todas éstas, ¿donde estarán?. Véase la respuesta en el párrafo anterior.

Así las cosas y en tanto que el resto de centros que integran la red de acogida a personas sin hogar siguen plenamente ocupados, cabe preguntarse : ¿qué hacer con las, probablemente, más de 300 personas sin techo que, en un momento dado, llegaremos a tener en las calles?. Soluciones háylas, o, cuando menos, corresponde a nuestras Administraciones el arbitrarlas.

Y acabo como empecé : “oscuro y tormentoso...” .

Paco Sans
Fundador de ZAQUEO